La sostenibilidad: El desafío de la industria del backery

Hoy en día la sustentabilidad en la industria ya no es opcional, sino una realidad de la cual debemos hacernos cargo para frenar el cambio climático. 

La industria panadera no está exenta de está responsabilidad y el desafío es lograr que los procesos sean cada día más eficientes, sostenibles y que su huella de carbono se lo más baja posible en pos del cuidado del medio ambiente

Uno de los caminos en que el mercado de la panadería puede aportar a la sustentabilidad es a través de la utilización de hornos más eficientes, pero con una combustión que les permita mantener sus niveles productivos para dar abasto a la alta demanda nacional de este producto, ya que actualmente, Chile es el mayor consumidor de pan en Latinoamérica.

En este escenario las empresas nacionales están uniendo fuerzas para dar respuesta a este gran desafío y por eso en la Feria Internacional para la Industria Panadera y Pastelera, Chocolates y Helados (FIPACH 2020), la empresa nacional Gasco –auspiciadora del Corner Show– mostrará cómo sumarse para responder la necesidad de eficiencia en materia calórica. 

La contribución de Gasco, al rubro panadero actual, está relacionado con el apoyo que se les entrega en el proceso de pasar de los tradicionales hornos a leña, de muy baja sustentabilidad, a hornos industriales a gas, de alta eficiencia y gran potencia calórica. 

“Nuestro aporte es a través de una asesoría energética integral, proporcionándole al rubro panadero la oportunidad de realizar un cambio energético de su proceso productivo, con el fin de tener un combustible más limpio, seguro y certificado, que los ayudará a tener una producción sustentable y de alto estándar”, comenta Vanessa Callund, jefe de marketing de Gasco. 

La eficiencia energética de los hornos a gas está dada gracias a que al encender la llama el calor es inmediato, tienen mejor distribución del calor especialmente aquellos con ventiladores de convección, y mantienen mejor los niveles de humedad, que es beneficioso durante la cocción, evitando que el pan se vuelva demasiado seco y duro. Por último, el gas natural es el combustible fósil más ecológico disponible, ya que emite menos gases de efecto invernadero durante la combustión, bajando su impacto ambiental.

Ante este panorama, Gasco durante el desarrollo de FIPACH 2020, realizará “asesorías energéticas de todo el proceso productivo, para enseñar a optimizar los recursos, mostrar cómo es la instalación de redes de gas licuado certificada, segura y de calidad, y a realizar la conversión a gas licuado desde otros combustibles”, concluye Vanessa Callund.